Estudiar en una escuela con Bachillerato y Formación Profesional

Ventajas de estudiar en un colegio con bachillerato y Formación Profesional

Bachillerato, Formación profesional, Noticias

Que el mismo centro educativo imparta bachillerato y formación profesional es, sin duda, una gran ventaja a la hora de implementar y desarrollar los proyectos de la ESO y bachillerato. Asimismo, el alumnado también tendrá la oportunidad de proseguir con sus estudios cursando algún ciclo de formación profesional en el mismo centro. Te desgranamos varias de sus ventajas.  

Pese a que muchos no lo hayan pensado detenidamente, un colegio con formación profesional en su seno puede ofrecer muchas ventajas al alumnado que se encuentre cursando la ESO o el bachillerato. Un mar de posibilidades a la hora de implementar, desarrollar y aplicar sinergias entre ambos, sobre todo de una forma práctica y, sin duda, más completa los distintos proyectos que trabajan en la ESO o en bachillerato. 

¿Quieres conocer la experiencia de dos exalumnos?

Batxilergoko irakasle eta ikasleak praktikotasuna lantzen lanbide heziketako instalazioetan

Así, el profesorado de dichos cursos educativos puede acudir a las instalaciones de los ciclos de formación profesional así como de su profesorado y alumnado para enriquecer, completar y redondear sus proyectos educativos. ¿Cómo? 

A continuación te presentamos varios ejemplos concretos de por qué un centro escolar con ESO, bachillerato y formación profesional es más completo y presenta más ventajas: 

Existen colegios donde desde primero de la ESO desarrollan varios proyectos en las instalaciones de la formación profesional. Por ejemplo, la edición de una libreta con los diferentes menús alimenticios con verduras de temporada mes a mes. También los distintos nutrientes de cada una de ellas. 

Es ahí, en la elaboración de dicha libreta, donde el alumnado de primero de la ESO trabaja el proyecto junto con los y las estudiantes de formación profesional para elaborar estas publicaciones: mientras el contenido lo desarrollan los y las alumnas de la ESO, el ‘continente’ va a cargo de las personas que estudian la formación profesional. 

Batxilergoko ikasle bat praktikara pasatzen klasean ikasitako teoria

Te explicamos cuáles son los beneficios en un VÍDEO

Pleno desarrollo de proyectos

Por tanto, se trata de trabajar un proyecto dividiendo las tareas, esto es, nos encontramos ante el desarrollo de un trabajo en equipo, con el que los y las jóvenes aprenden in situ el uso de la maquinaria profesional de imprenta, el trabajo en equipo con gente que no es de su círculo cercano y un largo etcétera. 

En definitiva, las y los jóvenes aprenden una serie de habilidades que en centros sin formación profesional sería imposible. Hete ahí, pues, una de las ventajas: la utilización de maquinaria especializada en producción de libros así como el trabajo en equipo junto a gentes que a priori no son de su ‘zona de confort’. 

Un ejemplo claro donde podemos apreciar que el alumnado comienza a aprender ciertos aspectos que, de lo contrario, serían muy difíciles de aprender y experimentar en primero de la ESO. Unos aspectos esenciales para la formación de una persona en su camino hacia el mundo laboral, que deberán aprender tarde o temprano antes de saltar al sector del trabajo, donde dichas situaciones se dan en infinidad de empleos. 

Y proyectos como este, desarrollado en primero de la ESO, se suelen ir curso tras curso implementando con una estrecha colaboración con los ciclos de formación profesional. En concreto, en cursos tales como tercero de la ESO, donde los y las jóvenes aprenden robótica y electrónica. En un centro escolar sin ciclos de formación profesional, pueden trabajar dichas materias –sobre todo la teoría- en clase, pero los recursos de los que disponen no tienen nada que ver. 

Por un lado, el profesorado de la formación profesional está especializado en dichos temas, por lo que pueden asesorarles así como ayudarles y, por otro, tienen una maquinaria profesional preparada para su utilización. Por tanto, la posibilidad de desarrollar proyectos más completos y potentes es, sin duda, mucho mayor.   

Batxilergoko ikasle bat teoria praktikara pasatzen

Descárgate un vídeo con más información

Desde la ESO hasta bachillerato

Más de lo mismo ocurre cuando el alumnado se encuentra cursando bachillerato, donde disponen para sus proyectos –mucho más elaborados que los que se desarrollan en la ESO- toda la maquinaria profesional de los ciclos de la formación profesional

Dependiendo de los ciclos, pueden utilizar las instalaciones de neumática, hidráulica, domótica, electricidad e instalaciones, diseño gráfico… Las opciones son muchas y variadas, sin olvidar el apoyo del profesorado, experto y experimentado, concretamente, en dichas materias.

Por tanto, en los centros escolares que no disponen de ciclos de formación profesional, muchas de las materias a estudiar se desarrollarán únicamente de forma teórica, al no disponer de recursos materiales para desarrollar dichas asignaturas de manera práctica. Y en el caso de que trabajen los proyectos, no dispondrán en absoluto de la capacidad material y de asesoramiento de los centros con formación profesional.   

A todo ello hay que unirle que el alumnado en general prefiere las clases prácticas a las teóricas, ya que en las primeras pueden trabajar con las manos, desarrollar sus habilidades no solo mentales sino también físicas, sin olvidar sus aptitudes, claro. 

Los y las jóvenes disfrutan mucho más con esa opción de poder acudir a los talleres para ver de forma práctica aquello que han estudiado anteriormente de manera teórica. Por tanto, todo ello es, sin duda, muy diferente; es mucho más enriquecedor, educador y complementa a la perfección las aptitudes de cada uno de los y las alumnas.