MENU 

Noticias

  Hacia el primer empleo

Charla sobre técnicas para encontrar un empleo.

¿Cómo afrontar una entrevista de trabajo? ¿Qué hacer con los piercings de cara a la entrevista? ¿Qué se debe esperar del primer trabajo? Han sido algunas de las preguntas formuladas por los alumnos de Formación Profesional y Bachillerato durante la penúltima hora formativa de la Semana Don Bosco.


Los ponentes han sido representantes de la consultoría OTEIC y las empresas Fagor Ederlan e Ibarbia. Todos han hablado primero de su experiencia profesional y posteriormente se han centrado en el perfil que se busca en este momento dentro de sus empresas. Las necesidades son diferentes y por tanto, no coinciden en las peticiones. Desde Ibarbia han subrayado la preferencia por los trabajadores que saben inglés. En Fagor Ederlan, por el contrario, han destacado que para el taller no buscan ése perfil lingüístico, ya que consideran que es suficiente con saber euskara y castellano.


Durante la ronda de preguntas muchos alumnos han querido incidir en diferentes aspectos de cara a las entrevistas de trabajo y del curriculum vitae. Todos han asegurado que no existe un ejemplo de curriculum mejor que otro, pero que toda la información debe ser verificable y correcta. También han dicho que no hay fórmulas mágicas para las entrevistas de trabajo. Eso sí han matizado que hay preguntas que se deben obviar en el primer contacto; ni hablar de aumentos salariales, ni vacaciones extra o ese tipo de cuestiones que pueden dejar entrever “pocas ganas de trabajar".


El de los piercings y los tatuajes ha sido otro de los temas que ha “preocupado" a los alumnos. Se ha preguntado si hay que ocultarlos en el primer contacto con la empresa. Los expertos han contestado que no hay que proyectar una imagen que luego, en el día a día, no se vaya a dar. Es decir, si una persona lleva dos piercings, debe llevarlos también en la entrevista, si luego piensa ir con ellos a trabajar. Ya que, aseguran, de nada sirve ocultar algo que luego se vaya a ver. Asimismo, han subrayado que según la cultura de la empresa y la imagen que se quiera dar, la empresa se puede decantar por un trabajador sin este tipo de abalorios. Por otro lado, se han dado técnicas para poder evitar de alguna manera preguntas de carácter más íntimo que no se quieran contestar.

Para cerrar la sesión formativa, un alumno se ha animado a hacer una entrevista de trabajo espontáneo con la representante de la consultoría Oteic.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, aceptas su uso. Más información